De qué se trata

El judaísmo mesiánico es el judaísmo con el Mesías.  Es la expresión de la fe judía por aquellos judíos que creen que Yeshua (Jesús en hebreo-arameo) es el Mesías de Israel,  Emanuel (Dios con nosotros), y el Salvador del mundo entero. ¡Los judíos mesiánicos no dejan de ser judíos!  Por el contrario, ellos se mantienen firmemente judíos en su identidad y cultura, tomando por autoridad y guía tanto el Tanaj (el Antiguo Testamento) como el Brit Hadashá (el Nuevo Testamento).

El judaísmo mesiánico propone que Adonai estableció el nuevo pacto profetizado por Jeremías (31:31-34), por medio de Yeshua, quien murió y resucitó para expiar los pecados y hacer posible que el hombre tenga esta relación del Nuevo Pacto con Dios mediante la fe en el Mesías.  Creen que Yeshua vino como el “Cordero Pascual”, o sea el sacrificio perfecto que quitó los pecados del mundo, y que El regresará a la tierra como el “Rey Victorioso” para establecer la paz perfecta y reinar desde Jerusalén sobre Israel y todas las naciones del mundo.

Somos mesiánicos porque esperamos al Mesías, nuestra esperanza de Gloria, sabiendo que el cuerpo del Mesías se compone por judíos y no judíos, por todo aquel que lleva consigo el testimonio de Yeshúa y guarda los mandamientos de Di-s.