Yom HaAliyá: La celebración del Día de la Ascensión

¿Por qué no querríamos celebrar un evento tan clave en el Reino de los Cielos?

POR TOBY JANICKI

AscensiónAunque la mayoría de los creyentes celebran la muerte y la resurrección del Maestro, muy pocos celebran su ascensión. Al menos esto es seguro en los círculos evangélicos. Altas iglesias de todo el mundo, como el catolicismo y la ortodoxia oriental todavía celebran el día como una de las grandes fiestas del año cristiano.

Por lo general, se celebra el jueves que son cuarenta días desde Pascua, aunque algunos católicos romanos han trasladado la celebración al domingo siguiente. La celebración de la Ascensión es una de las fiestas ecuménicas del cristianismo a la altura de las Fiestas de la Pasión, Pascua y Pentecostés.

Entonces, ¿qué hay acerca del Judaísmo Mesiánico? ¿Deberíamos estar celebrando el Día de la Ascensión? Creo que la respuesta es un rotundo “¡sí!”. Es un día importante y en algunos aspectos representa un acontecimiento en la vida del Maestro que es al menos tan importante como su muerte y resurrección. La Ascensión simboliza el reino cuando el Maestro asciende a los reinos celestiales y ocupa su trono a la diestra del Padre. Es en este punto que el Maestro ocupa toda autoridad y todo lo que es puesto debajo de sus pies. Este tema se encuentra en el Salmo 110, que es el texto más citado de las Escrituras Hebreas en el Nuevo Testamento. La ascensión está también estrechamente ligada a la entrega del Espíritu Santo. Como Yeshúa dice a sus discípulos: ” Pero Yo os digo la verdad: Os conviene que Yo me vaya, porque si no me voy, el Paracleto no vendrá a vosotros; pero si me voy, os lo enviaré.”(Juan 16:7). ¿Por qué no querríamos celebrar un evento tan clave en el reino de los cielos?

Sin embargo, yo diría que no deberíamos celebrarlo sobre los cuarenta después de la Pascua, sino a los cuarenta días de la cuenta del Omer. La Iglesia siríaca registra en la antigua tradición de la iglesia que el Maestro estuvo con sus discípulos durante cuarenta días después de su resurrección:

Después de que nuestro Redentor se había levantado de la tumba, y se había ido por el mundo cuarenta días, Él se apareció a Sus discípulos diez veces, y comieron y bebieron con él… Nuestro Señor permaneció sobre la tierra cuarenta días, así como Él hubo ayunado cuarenta días, y como Elías ayunó cuarenta días, y como Moisés ayunó cuarenta días en varias ocasiones, y como la lluvia continuó durante cuarenta días durante el diluvio, y como Dios advirtió a los ninivitas por cuarenta días, y como los espías permanecieron ausentes durante cuarenta días, y como los hijos de Israel vagaron por el desierto durante cuarenta años, y como el niño cuya hechura en el útero se completó en cuarenta días. Después de cuarenta días, nuestro Señor tomó a sus discípulos al Monte de los Olivos, y puso su mano sobre ellos.

Por lo tanto, si el Maestro fue resucitado en el primer día del Omer y permaneció con sus discípulos durante cuarenta días, entonces él ascendió a los cuarenta días del Omer. A su vez, en el judaísmo mesiánico deberíamos estar celebrando la Ascensión en Mem Ba’omer (מם בעומר), el Día Cuarenta del Omer.

¿Cómo se celebra la ascensión? Una tradición de la iglesia es aventurarse a la cima de una colina o montaña y hacer un picnic, ya que la ascensión del Maestro tuvo lugar en el Monte de los Olivos. Otra costumbre es tener una fiesta que incluye aves de corral, preferiblemente de una especie que vuele. El ave, por supuesto, representa el ascender a los cielos. Durante la comida, donde quiera que se lleva a cabo, sería bueno leer o cantar mediante Cánticos de Ascensión y enseñar a través de los tres textos bíblicos que describen la ascensión en Marcos 16:19, Lucas 24:50-53, y Hechos 1:4-11, así como el Salmo 110. Hay incluso una costumbre entre algunos grupos mesiánicos de lanzar globos de helio al final de la celebración como un símbolo de la ascensión del Maestro. Cualquiera que sea la tradición que decida seguir, debería ser un día lleno de gozo y de celebración ya que nos recuerda este importante evento en la vida del Maestro.

Fuente: ffoz.org

Vea también

La Verdadera Dificultad

¿Por qué los discípulos de Yeshúa se apartaron de seguirle? ¿Cuál era la dificultad de ...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *