Parashat Emor / אמור / Dí: Los Tiempos Señalados por el Señor

  • 21 de mayo, 2016 | 13 de Iyar, 5776 | י”ג באייר תשע”ו)
  • Torá: Levítico 21:1-24:23
  • Profetas: Ezequiel 44:15-31
  • Evangelio: Lucas 11:1-12:59

Temas Tratados

  • Levítico 21:1 | La Santidad de los Sacerdotes
  • Levítico 22:1 | El Uso de las Ofrendas Santas
  • Levítico 23:1 | Fiestas señaladas
  • Levítico 24:1 | La Lámpara
  • Levítico 24:5 | El Pan para el Tabernáculo
  • Levítico 24:10 | La Blasfemia y su Castigo
  • Ezequiel 44:15 | Los Sacerdotes Levitas

Resumen de la Porción

La trigésima primera lectura de la Torá se llama Emor (אמור), un título que proviene del primer versículo de la lectura, que dice: “Entonces el SEÑOR dijo a Moisés: “Dí (Emor) a los sacerdotes, los hijos de Aarón… ” (Levítico 21:1). Emor comienza con las leyes especiales de la santidad, el decoro y la pureza para el sacerdocio. Levítico 23 proporciona una visión general del calendario bíblico, un listado de los tiempos señalados por el Señor.

tiempos señaladosPensamiento para la Semana:

Los tiempos señalados pueden ser llamados ‘un ciclo’, ya que se repiten de manera cíclica, creando patrones y ritmos en el tiempo. El Shabat crea un ciclo semanal. Las fiestas ocurren anualmente. Cada tiempo designado enseña lecciones únicas sobre el Mesías, la salvación, la redención, la santificación y nuestra relación con Dios. Cada vez que nos mantenemos a una con los tiempos señalados por Dios, es una oportunidad para elevarnos espiritualmente a nosotros mismos, acercándonos cada vez más a Dios.

Comentario:

“Habla a los hijos de Israel y diles: Estas son las fiestas solemnes del SEÑOR en las cuales proclamaréis santas convocaciones. Estos son mis tiempos señalados”. (Levítico 23:2, BTX)

La Biblia se refiere al Tabernáculo como el Ohel Moed (אהל מעד), un término que nuestras Biblias traducen como “Tienda de Reunión.” La palabra moed puede referirse a un momento o lugar designado. El Tabernáculo era el lugar designado por Dios para reunirse con el hombre en Sus tiempos señalados. Levítico 23 presenta una lista de los tiempos señalados de Dios (Moadim, מעדים). Ellos son los días festivos que Él designó para reunirse con Su pueblo Israel.

Esto puede ser entendido en una parábola. El Maestro cuenta la historia de cómo un cierto rey estaba dando un banquete de bodas para su hijo. Envió a sus siervos a llamar a los que habían sido invitados a la fiesta de bodas. Los siervos tenían dos piezas fundamentales de información. Ellos iban a declarar la hora y el lugar designado del banquete. Así como Dios llamó a Israel a presentarse ante Él, decretó un lugar designado y tiempos señalados. El lugar designado fue el Tabernáculo (y en años posteriores, el Templo en Jerusalén). Los tiempos señalados son las fiestas bíblicas.

Desde la destrucción del Templo, el lugar designado ha sido removido, pero los tiempos señalados continúan. Dios explica que los tiempos señalados han de ser “un estatuto perpetuo por vuestras edades en todos vuestros asentamientos” (Levítico 23:14, BTX). Eso significa que nunca han de ser cancelados. Nunca están obsoletos o anulados. Deben ser celebrados y observados dondequiera que vivamos.

Los tiempos señalados son parte del calendario bíblico. El calendario bíblico es un calendario lunar. Este se basa en las fases de la luna. El incremento y mengua de la luna determina el día del mes bíblico. La pequeña franja de la luna nueva aparece siempre en el primer día del mes; la luna llena indica la mitad del mes; la desaparición de la luna indica el final del mes.

En Levítico 23 Dios declara ciertos días en el calendario bíblico para ser moadim, es decir, “los tiempos señalados.” Estos incluyen el Shabat semanal, las Fiestas de Pascua y Pentecostés, la Fiesta de las Trompetas, el Día de la Expiación y la Fiesta de las Cabañas.

No es raro escuchar a la gente referirse a los tiempos señalados como las fiestas judías. Esto es cierto en tanto Dios dio a Sus tiempos señalados al pueblo de Israel. Él dijo a los israelitas: “Estas son las fiestas solemnes del SEÑOR en las cuales proclamaréis santas convocaciones. Estos son mis tiempos señalados ” (Levítico 23:2, BTX). El pueblo judío son los guardianes del calendario de Dios. Por lo tanto, muchos cristianos y judíos piensan en el Shabat bíblico y fiestas como que compete únicamente al pueblo judío. De acuerdo con esta línea de pensamiento, los creyentes gentiles no son bienvenidos para celebrar los tiempos señalados.

Sin embargo, Dios no se refiere a ellas como las fiestas judías. Él se refiere a ellas como “mis tiempos señalados.” Ellos son días santos de Dios. Pablo pregunta: “¿Es Dios solamente Dios de judíos? ¿No es también Dios de los gentiles? Sí, también de los gentiles” (Romanos 3:29). La Biblia nunca ofreció días festivos cristianos-gentiles alternativos algunos. Decir que los creyentes gentiles no deben contar con mantener los tiempos señalados por Dios, es lo mismo que decir que los creyentes gentiles no deben suponer tener días festivos o días de adoración algunos. Ni los Evangelios ni las Epístolas otorgan a los gentiles creyentes sus propias fiestas especiales.

En los días de los Apóstoles, los creyentes judíos y gentiles observaron los tiempos señalados de Dios juntos. Se reunían en las sinagogas y en el Templo en el Shabat y días de fiestas para celebrar y observar los días santos de Dios. Cuando el cristianismo gentil salió de la cuna del judaísmo, los cristianos gentiles comenzaron a descuidar los tiempos señalados. El día de Shabat fue sustituido por la observancia del domingo. El tiempo de la Pascua fue cambiado. Las otras fiestas cayeron en desuso. ¿Es este el propósito de Dios para los creyentes?

Bien es cierto que los Apóstoles nunca mandaron a los creyentes gentiles a mantener los tiempos señalados, pero tampoco les dijeron que no. Ellos permanecieron en silencio sobre el asunto. En aquellos días, la idea de no mantener los tiempos señalados simplemente no se le había ocurrido a nadie.

Fuente: TorahPortions

Vea también

justicia

Parashat Shoftim / שופטים / Jueces: “La Conexión Entre Justicia y Rectitud”

Shoftim (שופטים| Jueces) (10 de septiembre, 2016 | 7 de Elul, 5776 | ז באלול תשע”ו) Torá: Deuteronomio 16:18-21:9 ...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *