La Fiesta de las Trompetas

trompetasLa noche de este domingo, la Fiesta de las Trompetas arremete camino para abrir el nuevo año judío. Hoy en día se conoce como Rosh Hashaná, la “Cabeza del Año”, a pesar de que en realidad no es el comienzo del Año Bíblico en absoluto, según Éxodo 12:2. El año civil debería comenzar en el mes de la Pascua en la primavera, y la Fiesta de las Trompetas viene al principio del séptimo mes. Al igual que todas los demás “Fiestas del Señor”, está llena de significado y sentido para nosotros hoy en día, así como de significado profético acerca de lo que está por venir.

Rosh Hashaná es la primera de tres días que caen de fiestas – la Fiesta de las Trompetas, el Día de Expiación y la Fiesta de los Tabernáculos. Los diez días entre la Fiesta de las Trompetas y Iom Kipur, el día más sagrado del calendario judío, se llaman los “Días de Penitencia” (Iamim Noraim), donde la gente se anima a examinar su posición delante de Dios, y es un momento muy especial en Israel.

Así como las fiestas de primavera de la Pascua, Primicias y Shavuot (o Pentecostés) todas están proféticamente relacionadas con la muerte, resurrección y ascensión de Yeshúa, las fiestas de otoño se refieren a su segunda venida. La Fiesta de las Trompetas se refiere a la última trompeta que sonará cuando venga de nuevo en gloria. Esto es lo que Pablo escribe sobre ese toque de trompeta:

¡He aquí! os digo un misterio: No todos dormiremos, pero todos seremos transformados, en un instante, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta (porque sonará la trompeta), y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. Porque es necesario que esto corruptible sea vestido de incorrupción, y esto mortal sea vestido de inmortalidad. Y cuando esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que ha sido escrita:

“¡Sorbida es la muerte en victoria!”

“¿Dónde está, oh muerte, tu victoria? ¿Dónde, oh muerte, tu aguijón?”

Pues el aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado, la ley. ¡Pero gracias a Dios, que nos da la victoria por medio de Yeshúa el Mesías, Señor nuestro! (1 Corintios 15:51-57, BTX revisada)

Esto es lo que ordena la Biblia acerca de la Fiesta de las Trompetas:

Habló YHVH a Moisés, diciendo: “Habla a los hijos de Israel y diles: En el mes séptimo, el primero del mes será para vosotros de solemne reposo: una conmemoración al son de trompetas y una santa convocación. No haréis ningún trabajo de servidumbre, y haréis acercar ofrenda ígnea ante YHVH”. (Levítico 23:23-25, BTX)

“En el séptimo mes, el día primero del mes, tendréis santa convocación y no haréis ningún trabajo servil. Os será día de sonido de trompeta. Prepararéis un holocausto de olor que apacigua a YHVH” (Números 29:1-2a, BTX)

Fue pensado por Dios para ser un día de descanso, un día de sonar trompetas, y ofrecer sacrificios por encima de los sacrificios habituales para el nuevo mes para hacer expiación por el pueblo.

¿Qué significa sonar una trompeta?

Las trompetas en los tiempos bíblicos fueron bien hechas de cuernos de carnero (shofar) o de plata, y podrían ser sopladas por los sacerdotes y líderes. Había diferentes sonidos para diferentes propósitos:

  • A la hora de levantar el campamento y seguir adelante, cuando los israelitas viajaban en el desierto
  • A la hora de reunir a la gente y llamar a una asamblea
  • Para marcar un sacrificio en un día de fiesta
  • Una advertencia de guerra o peligro
  • Para alabar
  • Declarar una procesión o fiesta
  • Proclamar a un rey
  • Montar a las tropas para la batalla
  • Para ser utilizado en la batalla
  • Para declarar la victoria

Este puede ser un sonido de alabanza o un grito de batalla. Un dispositivo práctico para las doce tribus en marcha, y el que hace de días y horas de celebración especiales.

Este sonido de la trompeta también tiene otras connotaciones en la Biblia [1]:

  • Poder de Dios para resucitar a los muertos (1 Corintios 15:52, 1 Tesalonicenses 4:16)
  • La proclamación del evangelio (Salmos 89:15)
  • La predicación valiente y fiel de los profetas (Isaías 58:1, Oseas 8:1, Joel 2:1)
  • Los juicios de los últimos días (Revelaciones 8:2 y 13)

¡Shaná Tová! (¡Feliz Año Nuevo!)

Al llegar a este nuevo año judío, todo el mundo se deseará uno al otro ¡”Shaná Tová!” y que tu nombre sea escrito en el Libro de la Vida (“tikatevu besefer jayim tovim”). Es costumbre comer alimentos dulces como manzanas, miel y chocolate, y dar este tipo de regalos para un nuevo año dulce.

El judaísmo moderno tiene un concepto de que tus buenas y malas acciones son pesadas en una balanza para ver si eres lo suficientemente bueno para ser escrito en el libro de la vida en este tiempo previo a Yom Kipur, el Día de la Expiación. Siempre le digo a la gente que estoy seguro de que mi nombre estará allí porque ¡soy buen amigo del autor del libro! El significado del perdón y la expiación completa por el pecado a través de un sacrificio sin pecado, se ha perdido en algún punto bajo la línea.

En realidad, las trompetas señalan el sacrificio de expiación que Yeshúa cumplió. Ellas transmiten la predicación de la palabra y de la victoria sobre la muerte.

  • El sacrificio ha sido pagado.
  • La batalla ha sido ganada.
  • Podemos entrar libremente en su precioso reposo y festejar con el Dios de Abraham, Isaac y Jacob.

Sí que vale la pena sonar la trompeta sobre de esto.

Nota: [1] www.bible-topics.com/Trumpet.html

Fuente: OneForIsrael

Vea también

sucot

Sucot, Gentiles, y el Reino Mesiánico

POR TOBY JANICKI Sucot es una sombra profética de la venida del reino de los cielos. ...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *