Rabbi Isaac Lichtenstein, un rabino para todo el movimiento Judío Mesiánico

Rabbi Isaac Lichtenstein nació en un hogar judío ortodoxo enisaac-lichtenstein el norte de Hungría en 1824. Recibió educación en una Yeshiva, aún no tenía 20 años cuando fue ordenado como rabino. Luego de haber oficiado en distintas comunidades del norte de Hungría fue establecido como rabino del distrito de la ciudad húngara de Tapió Szele, en la cual trabajó incesantemente y con mucho amor por su comunidad por casi 40 años.

Comenzando su servicio en la comunidad, un profesor judío de la escuela comunitaria de su distrito le mostró casualmente una biblia en alemán. Pasando las hojas, su mirada se posó en el nombre “Jesu Christi”. Sumamente molesto reprendió al profesor por tener un libro como ese en su poder. Sin embargo, tomó el libro y lo lanzó en la habitación detrás de unos estantes donde estaban otros polvorientos y olvidados. Allí permaneció por unos 30 años.

En esa época se levantó una fuerte ola de antisemitismo en Hungría que culminó en el histórico “caso Tisza Eslar”. En este pequeño y pintoresco pueblo encarcelaron a 12 judíos y una judía, acusados de haber asesinado a una niña cristiana para utilizar su sangre con fines rituales (la elaboración de la matzah para Pesaj, el pan sin levadura). Lo mas cruel de la historia fue que un niño judío sirvió como testigo falso tras haber sido arrebatado a sus padres por el comisario de la policía bajo amenazas y sometiéndolos a terribles actos de crueldad. Testificando contra su propio padre, shamash de la sinagoga, y recitando historias falsas sobre las circunstancias en las que la niña fue asesinada.

Como en todos los casos en que esas diabólicas acusaciones se habían presentado en contra de los judíos, finalmente se demostró que eran falsas e infundadas. Gracias a una gran cantidad de influyentes hombres, creyentes en Yeshua (Jesús), como el profesor judío mesiánico de la Universidad de Leipzig, Dr. Franz Delitzsch, se levantaron no solo en la ocasión de defender a los judíos, sino también para desenmascarar a todos aquellos que por sus actos ensuciaban el nombre del Mesías a los ojos de la comunidad judía.

Esta experiencia tan contradictoria, de haber sabido que algunos verdaderos creyentes en Yeshua habían defendido a los judíos, llevó al rabino Lichtenstein a comenzar a estudiar el Nuevo Testamento. Sus más profundos pensamientos sobre toda esta situación están reflejados en su famoso libro “Judenspiegel” (Espejo Judío), donde se revela su creciente interés de saber las razones de tanto odio, maltrato e insultos tan crueles contra el pueblo judío en nombre de “Cristo”. También descubrió que unos pocos cristianos verdaderamente creyentes fueron capaces de levantar su voz en medio de la indignación contra ese ferviente antisemitismo.

Recordó que aún tenía aquél libro que había tirado hace treinta años detrás de los estantes, por el cual había reprendido al profesor judío. Leyéndolo comenzó a encontrar a Yeshua que hablaba de sí mismo como el que trae la alegría al hombre, el Príncipe de la Paz, y el Redentor, y su Evangelio fue ensalzado como un mensaje de amor y vida a todas las personas. Un libro que antes estaba cerrado para él, comenzó a traerle un mensaje fresco, distinto de lo que siempre había escuchado sobre Jesús.

Durante dos o tres años, el Rabino Lichtenstein mantuvo estas convicciones para sí mismo. Sin embargo, en su sinagoga, comenzó a predicar utilizando estas “nuevas” enseñanzas, que provocaron interés y asombró en sus oyentes. Finalmente, él no pudo contenerse por más tiempo. Predicando un Shabat basándose en la parábola del sepulcro blanqueado abiertamente confesó que su tema fue tomado del Nuevo Testamento, y habló de Yeshua como el verdadero Mesías, ¡el Redentor de Israel!

Describió sus ideas en tres publicaciones que causaron un impacto tremendo entre los judíos no solo de Hungría, sino de todo el continente europeo. Era de esperarse que todo esto causara una tormenta. Un antiguo y respetado rabino, aún en servicio, llamando a su pueblo a levantar la bandera de Yeshua y a exaltarlo como Mesías de Israel. En muchos casos la respuesta fue de persecución e insultos por parte de muchos. Desde los púlpitos y la prensa judía se le acusó de anatema, pero él estaba convencido de que el verdadero judaísmo estaba descrito en el Nuevo Pacto.

Desde su lugar oficial como rabino de Distrito, continuó enseñando como siempre en su sinagoga y predicando sobre el Nuevo Testamento. Fue un testimonio conmovedor la fuerte adhesión de su propia comunidad, quienes eran los únicos que tenían poder para solicitar su despido.

Renunció voluntariamente a su cargo de rabino en el comienzo de 1892.

En esa época escribió lo siguiente:

“Queridos hermanos judíos; Yo, un honorable rabino por un espacio de 40 años, soy ahora, en mi vejez, tratado por mis amigos como un poseído por un espíritu maligno, y por mis enemigos como un desechado de la sociedad. Me he convertido en el blanco de burlas y señalamientos. Pero mientras viva, estaré parado sobre mi torre fuerte. Escucharé las palabras de Di-s, y buscaré el tiempo cuando Él retorne a Sion en misericordia; e Israel llenará la tierra con sus cantos de alegría, “Hosanna al hijo de David. Bendito el que viene en el nombre del Señor. Hosanna en las Alturas.”

En sus últimos años, viajó a predicar por toda Europa y continuó escribiendo. Murió a las 8 de la mañana del Viernes 16 de octubre, de 1909, a la edad de 85 años.

Fuente: BetelShadai

2 comentarios

  1. En el Holocausto también hubieron episodios asi… porque un corazón verdaderamente creyente, no aguanta, ni acepta injusticias … menos la horrible crueldad!!
    Unamonos todos en nombre de Di-s y Alabemos juntos al Eterno!!

    Esto no es una lucha de poder….nunca se trato de eso para Di-s!!

    Shalom!!

    • TITO RODRIGUEZ

      TODA LA VERDAD, QUE TRISTE LA HISTORIA DE LOS HERMANOS JUDÍOS, TODO LO QUE HAN SUFRIDO Y POR LO QUE HAN PASADO CON LA GENTE LLENA DE MALDAD, ESPERO QUE DIOS CASTIGUE FUERTEMENTE A TODOS LOS QUE HICIERON DAÑO A LOS JUDIOS DESDE ANTES, DURANTE Y DESPUES DE TODO LO QUE OCURRIÓ CON LOS NAZIS.
      QUIERO PEDIR UN FAVOR, NECESITO EL ANTIGUO TESTAMENTO DE LA BIBLIA KADOSH QUE SEA ENVIADA EN DOCUMENTO WORD, PARA IMPRIMIRLA

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *